sábado, 2 de enero de 2016

5 Tips Para Cumplir tu Meta de Año Nuevo

Comienza un nuevo año y como todos los años llega la horda de personas nuevas a los gimnasios en todo el mundo. "Este año es mi año!" y todo eso. A diferencia de muchos, a mí no me resulta tedioso que estas personas "invadan" mi gimnasio, por el contrario, me gustaría que siguieran yendo y lograran sus metas. Mientras más seamos, mejor. Yo mismo formé parte de ellos varias veces, así que hablo con experiencia.

El problema con estas personas es que para Febrero o más tardar Marzo no quedará ni la mitad, y para mitad de año quizás un diez por ciento. Entonces, ¿Está todo perdido? Para nada. Si bien no hay una fórmula mágica, hay varios puntos que he aprendido que pueden ayudarte a cumplir tus metas:

1-Cállate la boca


Un estudio muestra que anunciar tus metas hace menos probable que las logres. Esto tiene que ver con la gratificación que obtienes al hacerlo, aún sin haber logrado nada. Recuerda la última vez que pusiste en Facebook "Desde hoy me propongo perder 20 libras!" Se sintió bien ¿no? Es como comerse el premio antes de ganárselo. Una manera constructiva de compartirlo, si aún sientes que quieres hacerlo, es siempre agregar una condición que posponga la gratificación. Por ejemplo, "Quiero perder 10 libras, pero no será nada fácil y tengo que poner mucho de mi parte."

2- Entiende que es un gimnasio, no Hogwarts

Esto debería ser más obvio, pero parece sorprender a casi todos los novatos del gimnasio: Si tu nombre no es Harry y tu apellido Potter, no vas a lograr nada por arte de magia. Hay que poner mucho esfuerzo, de manera consistente y por tiempo indefinido, para lograr y mantener resultados notables. No hay un "truco" o una "rutina milagrosa" para reemplazar la barrigota por un six-pack, el resultado que obtengas es proporcional al esfuerzo que pongas.

3-Deja el ego en la puerta

Llegaste el primer día. Está la atractiva joven haciendo squats en el rack de al lado. Tú que nunca has pasado de la barra decides que hoy es tu día y le pones dos platos de cada lado a la barra. Intentas hacer el squat... Y si tuviste suerte, sólo lesionaste tu dignidad. Claro que este es un ejemplo extremo, pero es tristemente común ver personas "entrenando" con lo que claramente es muchísimo más peso del que pueden mover, haciendo media repetición y engañandose sólo a ellos mismos porque todos en el gimnasio sabemos la realidad.

No hagas medio squat. No uses un "spotter" que te levanta la mitad del peso en bench, no hagas trampa columpiándote en los pull-ups... Aprende cada movimiento de la manera correcta, estricta. Como regla de oro, en el instante que alguien más toca tu barra, ya no puedes decir que moviste tú el peso. No hay manera de cuantificar cuántas libras movió esa persona y cuántas moviste tú. Los spotters son una medida de seguridad, quizás para ayudarte en el último rep, pero no para que puedas poner tres platos en la barra sabiendo que sólo puedes mover uno y medio.

4-Entrenar sin plan es armar un mueble de Ikea sin manual

En Inglés hay una expresión, fuckarounditis que es traducida más o menos como barajitis, o una necesidad crónica de barajar y hacer cosas al azar en el gimnasio. La consistencia es clave en el progreso, y es por eso que es tan importante que sigas un plan. Ya he hablado en el blog del programa que utilicé para empezar, StrongLifts. No tiene que ser ese, pero busca un programa que alguien con experiencia haya creado y que sea afín a tus metas.

Atado a este punto, Ir con alguien que sólo va a chatear en el banco es contraproducente, así que si puedes conseguir un compañero que te ayude de verdad, idealmente alguien que ya tenga experiencia entrenando y que haya logrado lo que buscas al menos en parte, genial. 

5-No te enfoques en los suplementos


Si tuviera una libra de proteína por cada persona que me pregunta qué suplementos uso, como que esa es la clave para ganar fuerza probablemente no tendría que comprar este año. Un principiante puede perfectamente lograr muchísimo progreso sólo comiendo de manera razonable. Durante el primer año ni siquiera proteína en polvo tomaba, y me fue bastante bien. No tiene nada de malo utilizarlas, pero es conveniente sacar de nuestras mentes que los cambios que buscamos se logran comprando cosas.


Estos son sólo algunos puntos básicos. ¿Qué trucos o tips te han ayudado a ti?

1 comentario: